Lo que me parece una especie de genocidio es que el cuerpo femenino sea, una y otra vez, el mapa histórico y presente donde se mide el grado de nuestra civilización. De la nuestra y de los otros, en cualquier parte del planeta. Es insoportable que el cuerpo de la mujer sea el cuerpo de la república, en la vida doméstica y en la vida colectiva. Una cuestión de poder.

Ser mujer y serlo tanto, por Mercè Ibarz en El País (1 febrero 2012)

Set dones assassinades en les poques setmanes que portem d’any. Set dones mortes a mans d’homes. Els seus homes. Les persones amb qui convivien. Set dones víctimes de la violència de gènere. Set dones assassinades. Tan de bo fossin les últimes dones mortes per ser dones.

Angus & Julia Stone — Yellow brick road

__________________________________________________________

Actualització 06 febrer 2012
Marea violeta contra los ultraconservadores, a Público.es
“Nos están generando otra vez el miedo, me recuerda a los tiempos de la clandestinidad, me vuelvo a sentir perseguida y tengo la sensación de que todo el esfuerzo que hemos hecho para conseguir la igualdad se está esfumando”

Anuncis